Combinar las camisas y las corbatas puede ser un poco confuso al momento de vestirse para ir al trabajo, reuniones, celebraciones y eventos formales. La clave está en la coordinación cromática, juntar colores que combinen bien y colores que sean opuestos complementarios, como azul y rojo. Un truco infalible es que las corbatas siempre sean de tonos más oscuros que la camisa.

Camisa Azul

La camisa azul se puede mezclar con patrones de cuadros, líneas y colores lisos, siempre más oscuros. Un color que combina con cualquier tono de azul es el rojo, funciona tan bien por ser opuestos complementarios. También en un tono vino tinto, gamas de amarillos, ocres y azul oscuro que logran combinaciones cromáticas.

Camisas tonos claros

Para estos tonos la mayoría de los hombres buscan combinar esta camisa con tonos más oscuros, como grises, negros y cafés. Si se quiere ser un poco más arriesgado, se puede tener varias opciones tales como corbatas de líneas gruesas, diagonales, gama de azules, con diseños, siempre buscando combinar con  colores más fuertes que el tono de la camisa.

Camisas a Rayas

La idea es usar una corbata que introduzca un patrón diferente, por ejemplo, puntos, cuadros, solo fondo buscando siempre la armonía cromática. También se puede combinar perfectamente con una corbata de rayas, la clave esta en que esta sea mas oscura y que tenga rayas más gruesas que la de la camisa. Si las rayas de la camisa son verticales, las de la camisa pueden ser diagonales.

Camisa Blanca

Al ser la camisa más fácil de combinar, es adecuada para usar corbatas con patrones y colores más impactantes, ya sea de un solo tono, en líneas, en cuadros y con diseños.

Deja un comentario

Shopping cart

0

No products in the cart.

Abrir chat
Escribenos